Seleccionar página

Las feministas de tercera ola en el siglo XXI son esas que pueden reunirse para cantar “El violador eres tú” ante las puertas de una asociación por haber tenido la osadía de abrir un local en un barrio valenciano sin pedirles permiso, pero callan cuando el marido de su jefa viola a una niña tutelada o votan en contra de que se investigue la prostitución de niñas tuteladas en Baleares.

Sobre estas feministas profesionales ha escrito Cristina Seguí un libro titulado “La mafia feminista” que vino a presentar en el Casal Romeu el miércoles 30 a las 19:30. La sala estaba llena hasta donde permite la actual situación de pandemia, lo que demuestra el tirón de la autora, estrella mediática de la incorrección política y mujer de extraordinaria belleza. 

El acto se inició con la bienvenida de Rafa Gálvez, presidente de Valentia Forum que recordó el compromiso de la asociación en la denuncia de los excesos de la ideología de género y anunció la posibilidad de firmar el manifiesto de “Hablamos español” que lucha contra la discriminación de la lengua de Cervantes en nuestro propio territorio nacional.

La presentación de la autora corrió a cargo de Juan García Sentandreu, líder histórico del valencianismo político y, como señaló, “pareja de hecho” política de Seguí, a la que propuso como futura alcaldesa de Valencia. Veremos si tales planes políticos llegan a hacerse realidad. Sentandreu destacó algunos capítulos del libro y recordó como el feminismo radical que Cristina denuncia es extrañamente compatible, pese a lo contradictorio del hecho en sí, con la defensa por grupos de izquierda del multiculturalismo y la inmigración masiva procedente de culturas misóginas que no respetan a la mujer y que amenaza con representar un auténtico reemplazo poblacional.

Llegó el momento de la toma de la palabra de la autora. Cristina recordó como su libro, en principio el encargo de una editorial, tuvo que recuperarse en los tribunales ante la amenaza de censura, y publicado finalmente por otro sello, con el consiguiente retraso. Parece que la industria cultural española le aterroriza todo lo que pueda representar escribir y pensar en libertad, porque puede suponer amenazar sus dogmas políticos y sembrar una semilla de disidencia que de pronto frutos de renacimiento y civilización. Precisamente en regar esa planta de disidencia rebelde por una causa patriota está comprometida la actuación de Valentia Forum y en tal empeño seguiremos combatiendo.

Tras la intervención de la autora, que se cerró con un sonoro aplauso, hubo preguntas y comentarios de los asistentes, todos encandilados con el encanto de Cristina, que firmó libros amablemente a los que así lo solicitaron. Una nueva jornada de lucha contra la perniciosa ideología de género de Valentia Forum, en este caso con el altavoz que supone tener a una persona conocida como Cristina Seguí presentado su valiente libro entre nosotros.