Seleccionar página

El pasado viernes 30 de octubre tuvo lugar en el Casal Romeu la conferencia “El valor de la militancia en el mundo globalizado” impartida por Pedro Martínez Alba, portavoz de la asociación cultural Alfonso I de Cantabria.

El acto dio inicio a las 20:00 con el aforo del Casal Romeu totalmente completo, teniendo en cuenta las actuales limitaciones de asistencia impuestas.

La apertura del acto le correspondió al presidente de Valentia Forum, Rafael Gálvez, que tomó la palabra para agradecer la asistencia y lealtad del numeroso  público congregado. Dio una calurosa bienvenida al conferenciante Pedro Martínez Alba, de quién destacó su compromiso y determinación para que la conferencia se pudiera llevar a cabo en estos duros momentos de confinamientos, restricciones y toques de queda.

Tras anunciar a los presentes los siguientes actos culturales preparados por la organización para los próximos tres fines de semana, dejó claro que contra la asfixia de las élites sólo hay un camino, ir a la contra de la nueva normalidad.

El encargado de introducir al conferenciante fue Jorge García Contell, a quién Rafael Gálvez dio paso tras destacar su indiscutible y extensa trayectoria militante y metapolítica.

Jorge García Contell fue desgranando el camino recorrido por Pedro Martínez Alba como activista patriótico, resaltando que en su caso su juventud no supone inexperiencia dado que porta 15 años a sus espaldas como destacado militante en diversas organizaciones. En la actualidad, es dirigente de la Asociación Cultural Alfonso I de Cantabria que es sin dudas una referencia del asociacionismo inconformista en España.

Inició su intervención Pedro Martínez Alba analizando los motivos de la pérdida paulatina de militantes patrióticos desde los primeros años de la transición hasta la actualidad. Entre ellos el derrotismo instaurado durante años y la automarginalización. Especialmente revelador fue el análisis aportado sobre los devastadores efectos del globalismo que destruye razas, naciones y culturas, creador de personas sin espíritu. Seres conformistas educados para la inmediatez incapaces de asumir una vida de servicio como la del militante patriótico.

Posteriormente fue aportando claves para contrarrestar esta situación fomentando la espiritualidad del militante, haciéndole participe de la vida diaria de las organizaciones y valorando el trabajo de milicia realizado. Coordinando el trabajo de calle y el de las redes sociales, el militante se forja en la calle sin desdeñar las oportunidades de la era digital.

Para finalizar, compartió con los presentes interesantes aspectos de la estrategia y el funcionamiento interno de esta organización hermana a la que fue un honor tener en el Casal Romeu.

Valentia Forum sigue dando la batalla de las ideas. Frente a su poder, nuestra rebelión. Frente a sus toques de queda, nuestros toques de libertad.