Seleccionar página

 

En la agenda bergogliana, Greta y las relaciones con el gobierno Chino son prioridades

Por J.M. Pérez 
La crisis global del coronavirus que en España se ha cobrado la vida de 35 mil muertos oficiales (resultado de sumar a la cifra gubernamental de 23 mil, las de Comunidades Autónomas que el gobierno no extrapola al dato oficial), arroja ya no sólo un volumen enorme de mentiras y negligencias criminales del social-comunismo, sino una caterva continuada de caraduras que azuzan el cuento de la mentira climática para tapar las vergüenzas del gobierno ultraizquierdista español y defender al comunismo chino. Los más atrevidos y rimbombantes agentes en esta materia de mentir al servicio de la peste amarilla son los científicos untados con el pienso progre de Greta Thunberg y, cómo no, el Papa Bergoglio.

En la Europa políticamente correcta, avanzar en la búsqueda de una vacuna contra el Covid 19 o destinar el absurdo billón de euros presupuestado para “ cambio climático” en comprar test o mascarillas, son actuaciones que no se efectúan, pero blanquear el comunismo chino y dar alas a los mentirosos chupópteros ecologetas de Greta Thunberg es algo que se produce de forma descarada.

Existe una alianza internacional para ocultar la realidad del nacimiento del virus chino, que es un arma de guerra biológica pergeñada en un laboratorio virológico. Se pretende de este modo enaltecer al régimen chino, el más genocida y totalitario que existe en la humanidad. El nacimiento del virus en un laboratorio virológico asiático es un hecho demostrado por los informes de las más altas instancias de la comunidad universitaria investigadora norteamericana expuestos por periódicos como Washington Post; también por los informes del espionaje norteamericano que advirtieron sobre las escasas medidas de seguridad del sospechoso laboratorio biológico de Wuhan; así como por las noticias incontestables de que los médicos y periodistas chinos que alertaron de la pandemia en noviembre de 2019 fueron encarcelados o asesinados por el Partido Comunista.

El virus ha sido un arma biológica, que a los chinos se les escapó o que hicieron escapar, para tambalear a EEUU en momentos de guerra comercial e imponer un dominio mundial basado en la compra masiva de recursos y activos de Estado endeudados y arruinados como España.


Luc Montagnier, virólogo y premio Nobel de Medicina 2008 por ser uno de los descubridores del VIH causante del sida, asegura que
 el coronavirus responsable de la pandemia mundial ha salido de un laboratorio y no de un mercado de pescado como afirma el mentiroso régimen comunista chino. 

La OMS es una entidad burocrática pilotada por un marxista etíope convencido llamado Teodros Adhanom, subvencionado por George Soros, por el demócrata Bill Gates –conocedor de la pandemia desde 2015- y en las últimas semanas regado con millones de dólares por el Partido Comunista chino. La OMS tuvo todos los datos sobre la transmisión del virus chino de persona a persona desde diciembre ( datos proporcionados por Taiwan). Aun así mintió al mundo en enero de 2020 diciendo que sólo se transmitía de animal a persona; afirmando que la enfermedad no saldría fuera de China; e incluso condenó los cierres de fronteras que países como Japón efectuaban, o que partidos políticos como Vox proponían.

Cuando era evidente que todas las predicciones y mentiras de la OMS habían sido palmarias y que en todo el mundo ya moría gente por Covid 19, la OMS lanzó a finales de enero advertencias de los riesgos de la enfermedad sobre humanos, que el gobierno criminal social-comunista español desoyó y ocultó para llegar a su 8 M feminista con las manos sueltas.

No debemos olvidar nunca que la OMS lanzó al mundo la mentira –horneada por China- de que el origen del Covid 19 estaba en el mercado animal de Wuhan. Hoy la OMS se suma al coro de los ecologetas cuentistas de Greta Thunberg que relacionan la pandemia letal china con el “cambio climático”

No sólo es la OMS pilotada por un marxista etíope la que nos miente. Desde el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) español, son varias las voces que se alzan para decir que el coronavirus es una respuesta del “cambio climático” a la actuación de los humanos. Este es el mismo mantra que lanzó ” 
Shi Zhengli”, la siniestra investigadora china de virus relacionados con murciélagos en el tristemente famoso laboratorio de Wuhan a la que se atribuye ser la artífice del Covid 19, y que publicó en su cuenta de WeChat el 2 de febrero que el virus era “un castigo de la naturaleza para los humanos” por sus “hábitos de vida incivilizados”.

Así pues: la OMS, científicos paniaguados, comunismo chino y ecologetas coinciden en su alianza por mentir y blanquear al régimen de Pekín así como a gobiernos ultraizquierdistas incompetentes y criminales como el de Pedro Sánchez. Pero nos falta el otro eslabón de la alianza internacional por la mentira favorable al comunismo y los ecologetas. Es el Papa Bergoglio.

En una entrevista al semanario católico 
The Tablet and Commonwealth, el pasado 10 de abril, el Papa Francisco declaró al respecto del Coronavirus: “No sé si es son venganzas de la naturaleza pero sí creo que son respuestas de la naturaleza”Seguía el Papa: …”Debemos dar el paso definitivo para pasar de usar y destruir la naturaleza a contemplarla”. En una clara referencia de apoyo a la idea de instaurar un “ingreso mínimo vital” como propone Podemos en España, el Papa decía: “Muchos gobiernos han tomado medidas ejemplares para defender a su población con claras prioridades. Pero nos estamos dando cuenta que nuestro pensamiento, nos guste o no, está determinado por la economía”. En esa entrevista el Pontífice no criticó la ocultación y la mentira de China sobre la pandemia ni sus resultados de muerte mundial genocida; tampoco condenó al comunismo chino que ha torturado y eliminado a los periodistas y médicos que avisaron del efecto letal del virus sobre humanos; pero sí aprovechó para arremeter contra la “extrema derecha de Europa” con estos términos: “En Europa estamos empezando a escuchar discursos populistas y ver decisiones políticas selectivas que nos llevan a pensar en los discursos de Hitler en 1933, no tan alejados de algunos politicos europeos actuales”
Así pues los apologetas del cuento climático que ya están jugando a la mentira para relacionar cambio climático y coronavirus; los que blanquean al comunismo chino; y los que están interesados en sustituir un orden internacional de Naciones todavía libres y autónomas por otro donde la égida del comunismo sea omnímoda y todopoderosa, están unidos para atacar a quiénes les molestan (Donald Trump, Bolsonaro o los partidos de “ultra derecha” como Vox) y de este modo encumbrar la tiranía de ineptos y negligentes como los socialistas y comunistas de España, Venezuela, Cuba y China.

Es escandaloso el chorreo incesante de noticias e informaciones falsarias y mentirosas de los mediáticos esbirros progres internacionales contra Donald Trump. La última, viene a cuenta 
de un desafortunado sarcasmo efectuado por el presidente de EEUU a cuenta de los desinfectantes del Covid, pero convertido en noticia de primer plano en las cabeceras de todos los telediarios progres de España. Sin embargo, que Fernando Simón – el ‘experto’- dijera que en España ‘no habría más allá de algún caso diagnosticado’; que Salvador Illa dijera que en España no había riesgo de contagio; que Carmen Calvo alentara a que había que ir al 8M porque ‘les iba la vida en ello”-con 200 contagiados y 10 muertos sobre la mesa-; que el propio Simón se riera ante los periodistas mientras morían cientos de personas haciendo gestos raros con las manos; o que los españoles seamos líderes mundiales en muertos por habitante….Eso sólo son anecdotillas sin importancia para nuestras teles subvencionadas…

Hay que tener la cara muy dura para ocultar las vergüenzas inenarrables del gobierno social-comunista español que ostenta el liderazgo mundial en muertos (500 finados por millón de habitantes), utilizando como diana de los ataques a un Presidente norteamericano que tiene 100 muertos por millón de habitantes (400 menos que España) en una población de 327 millones. Trump ha comprado ya los mejores test de calidad para su 
población y ha metido 2 billones de euros en ayudas de liquidez directa a las familias.

España, recordemos, compra test fake y mascarillas caducadas a empresas corruptas y piratas en Africa y China. Los test masivos para la población y los sanitarios españoles no existen en nuestro país, como tampoco existen las líneas de crédito ICO para pymes ni los 200 mil millones fantasmas de ayuda económica que prometió Sánchez.

 

EEUU se recuperará de esta crisis pronto gracias a las bajadas de impuestos e inyecciones dinerarias de Trump a las familias (de 2400 euros por unidad familiar en muchos casos). España no se recuperará en años de esta hecatombe social y económica aunque medios tóxicos como La Sexta y TeleCirco seguirán viviendo cómodamente a lomos de la mentira y las subvenciones.

Otro tanto sucede con el presidente brasileño Bolsonaro, que gestiona una Nación con 200 millones de habitantes en la que han muerto 4000 personas por coronavirus. Es incesante en nuestros medios españoles el martilleo contra el dirigente brasileño aireando trapos sucios de su gobierno, cuando tiene 4000 muertos en un país con 200 millones de personas. ¿Por qué olvidan los 23 mil muertos oficiales –reales son el doble o triple- que existen en España con 47 millones de habitantes?

¿Por qué importa más criticar la gestión de dirigentes extranjeros aportando falsedades y sesgos mientras se oculta la realidad de la peor gestión de la crisis del mundo –la de Pedro Sánchez- así calificada por los principales Institutos internacionales como el 
Institute of Certified Management Accountants de Australia”?

Asistimos a la conformación internacional de un bloque hegemónico donde poderes fácticos, comunismo chino, globalistas como Bill Gates o Soros, y gobiernos comunistas como el español están dispuestos a avanzar en la agenda mundialista bajo la égida del Partido Comunista chino. De paso, los grandes lobbies ecologetas europeos sumisos a Greta Thunberg y las peores políticas de impuestos abrasivos y tiranía en nombre del “ecologismo” hacen su entrada por la puerta grande yugulando libertades ciudadanas e instaurando un mapa dictatorial de control social. El marxismo cultural inyectado en la vena ideológica del actual Papa se une a este escenario dantesco.
Una vez recuperemos la libertad ciudadana tras el arresto domiciliario impuesto, la sociedad civil española debe ser el pulso que revitalice una resistencia contra semejante tiranía ya fácilmente vislumbrable por quién no sea rehén de Newtral, La Sexta y el maldito almíbar con que anestesian a la sociedad los progres y bien pensantes.